981 59 14 42 info@nadiapelaez.es

Psicóloga Clínica

Nadia Peláez Rodelgo

Me llamo Nadia Peláez Rodelgo y soy Psicóloga Especialista en Psicología Clínica en Santiago de Compostela.

Con más de 25 años de experiencia, mi interés por el conocimiento del ser humano creció conmigo, es por eso por lo que siempre he tenido claro que ayudar a las personas a mejorar es un privilegio, por eso la psicología es mi pasión y mi vocación.

Me licencié en Psicología por la Universidad de Santiago de Compostela, soy Especialista en Psicología Clínica y acreditada EuroPsy Especialista en Psicoterapia por la EFPA (Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos).

A lo largo de más de veinticinco me fui formando en diferentes metodologías y técnicas, fundamentalmente en Terapia Cognitivo Conductual, en Psicoterapia Breve y en Hipnosis Clínica. Con un enfoque ecléctico intento adecuar las herramientas más convenientes a cada caso.

Nadia Peláez Rodelgo - Psicologa Santiago

Mi interés por el mundo de la Psicología me ha llevado a seguir aprendiendo, a participar y ser ponente en seminarios, congresos y a pertenecer a grupos como el “Consello de Redacción de la revista del Colexio de Psicoloxía de Galicia” y en el de “Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias”.

Durante veinte años he intervenido también como Perito Calígrafo en Tribunales y Juzgados, he realizado estudios grafológicos de personajes históricos en investigaciones y he sido Secretaria de la Asociación Galega de Peritos Calígrafos.

Soy fundadora y miembro del equipo directivo de la Sociedad Hipnológica Científica y he participado como autora en los manuales de Hipnosis Clínica en español.

Mi trabajo consiste en el tratamiento y apoyo psicológico de las personas que sufren, que padecen trastornos o que quieren mejorar. Mi experiencia en todos estos años acompañando e influyendo en la vida de muchas personas me motiva cada día para trabajar conjuntamente con un interés sincero y entusiasta.

Buscar ayuda es de valientes y estar dispuesto a conocerse para mejorar requiere de mucho coraje, un camino que merece la pena y del que me siento orgullosa y agradecida de ser partícipe.