981 59 14 42 info@nadiapelaez.es

Trastorno Obsesivo Compulsivo

¿Qué es el TOC?

Las personas que padecen un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) tienen pensamientos intrusivos y repetitivos no deseados que son incapaces de eliminar o ignorar a pesar del esfuerzo por hacerlo y se sienten obligados a realizar conductas o rituales para reducir la sensación de ansiedad o de evitar un daño.

Estos patrones pueden ser cíclicos y carentes de sentido provocando una alteración en la vida de la persona afectada, provocando  deterioro de la autoestima, aislamiento social y angustia adicional.

Síntomas del TOC

Las manifestaciones y síntomas de las personas con TOC varían de unas personas a otras. No todas las personas con TOC presentan los mismos síntomas.

Síntomas obsesivos

Las obsesiones son intrusivas, indeseadas y absorbentes, haciéndose difícil o imposible que la persona pueda concentrarse en otra cosa. Algunos ejemplos de síntomas obsesivos son los siguientes:

  • Preocuparse excesiva e innecesariamente sintiéndose responsable de otras personas.
  • Imágenes intrusivas en la mente de la persona de tipo agresivo que no tienen por qué llevarse a la acción.
  • Preocupaciones irracionales sobre suciedad o sobre contaminarse de alguna forma.
  • Imágenes indeseadas e inapropiadas de carácter sexual o religioso y que a la persona le provoca rechazo.
  • Preocupaciones excesivas o irracionales sobre el orden, la disposición o la simetría de los objetos.
  • Pensamientos metafísicos recurrentes sobre la existencia o el futuro.
  • Preocupación excesiva por la posibilidad de contraer una enfermedad o sobre el propio cuerpo (por ejemplo deformaciones o asimetrías).

Síntomas compulsivos

Las compulsiones son conductas que la persona se siente obligada a realizar aunque no quiera llevarlas a cabo, sintiendo una ansiedad cada vez mayor si las evita. Estos son algunos ejemplos de síntomas compulsivos:

  • Verificar repetitivamente e irracionalmente después de realizar ciertas actividades, por ejemplo, comprobar que se ha cerrado la puerta.
  • Comer con un cierto orden.
  • Necesidad de arreglar objetos continuamente.
  • Lavarse las manos de forma repetitiva y excesiva.
  • Limpiar excesivamente
  • Necesidad de repetir ciertas frases.
  • Acumular objetos y resistencia o incapacidad para deshacerse de ellos a pesar de ser inútiles.
  • Necesidad de ejecutar una conducta repetitiva para quedarse tranquila como apagar y encender las luces varias veces, tocar algo.

Tratamiento de TOC

Las personas que padecen TOC reconocen que sus obsesiones son irracionales y  no se sienten capaces de controlar las compulsiones que van en aumento.

El TOC debe tratarse, de lo contrario, el trastorno puede cronificarse. La Terapia Cognitivo Conductual y/o Terapia Breve Estratégica puede ayudar a superar o manejar el Trastorno Obsesivo Compulsivo evitando que el deterioro sea cada vez mayor.

Estaremos encantados de atenderle en nuestra Clínica de Psicología en Santiago de Compostela, bajo cita previa.