981 59 14 42 info@nadiapelaez.es

Ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es necesaria en nuestra vida porque si careciésemos totalmente de ella no haríamos ningún esfuerzo para alcanzar nuestras metas.  El problema surge cuando los síntomas físicos provocan angustia y un deterioro de la vida de la persona que la sufre afectando a su vida personal, a su trabajo y a sus relaciones.

La ansiedad se produce en ausencia de un peligro real y se vivencia más corporalmente manifestándose en un estado de malestar que se caracteriza por una sensación de inquietud, de inseguridad y de desasosiego.

Síntomas de ansiedad

En relación al nivel de alteración emocional hablaríamos de:

  • Trastorno por ansiedad generalizada. Se caracteriza por un sentimiento de ansiedad de carácter persistente y generalizado sensación de tensión interna y dificultad para relajarse. Esta tensión puede producir temblor de manos en reposo, a veces dolores de cabeza asociada a sensación de mareo, otras veces sensación de inestabilidad. Son quejas comunes también la visión borrosa, la excesiva sudoración, las molestias digestivas, los hormigueos en los miembros, los dolores musculares, la pesadez en piernas o brazos, la fatiga precoz, el insomnio, la irritabilidad y los sentimientos de preocupación y aprensión.
  • Trastorno de pánico. El síntoma principal es el ataque de angustia. Se trata de un episodio de angustia intolerable que empieza bruscamente y es breve. Los síntomas son sentimientos de aprensión, miedo o terror junto a manifestaciones físicas que van desde síntomas cardiovasculares y respiratorios hasta molestias abdominales pasando por sensaciones de mareo, sudoración, temblor, hormigueos y escalofríos

Los síntomas de la ansiedad son muy variadas y se pueden agrupar según los tipos:

  • Físicos: taquicardia, palpitaciones, opresión en el pecho, falta de aire, temblores, sudoración, molestias digestivas, náuseas, vómitos, sensación de nudo en el estómago, alteraciones de la alimentación, tensión y rigidez muscular, cansancio, hormigueo, sensación de mareo e inestabilidad
  • Psicológicos: inquietud, agobio, sensación de amenaza o peligro, ganas de huir o atacar, inseguridad, sensación de vacío, sensación de extrañeza, temor a perder el control.
  • De conducta: estado de alerta, bloqueos, torpeza, impulsividad, inquietud, dificultad para estarse quieto y en reposo.
  • Intelectuales: dificultades de atención, concentración y memoria, aumento de los despistes y descuidos, preocupación excesiva, pensamientos negativos y distorsionados, interpretaciones inadecuadas, susceptibilidad, etcétera.
  • Sociales: irritabilidad, ensimismamiento, dificultades para iniciar o seguir una conversación, en unos casos, y verborrea en otros, bloquearse o quedarse en blanco, dificultades para expresar las propias opiniones y temor excesivo a posibles conflictos.

No todas las personas tienen los mismos síntomas, ni estos la misma intensidad en todos los casos. Cada persona, según su predisposición es más vulnerable o susceptible a unos u otros síntomas.

Tratamiento psicológico de la ansiedad

La mayoría de los casos de trastornos de ansiedad pueden ser tratados satisfactoriamente. Varias investigaciones han demostrado que la terapia cognitivo conductual puede ser muy eficaz para tratar los trastornos de ansiedad y ayudar a los pacientes a identificar y aprender a controlar los factores que contribuyen a su ansiedad.

La mayoría de las personas que padecen trastornos de ansiedad pueden reducir o eliminar sus síntomas y volver a una vida normal al cabo de varios meses de psicoterapia apropiada. Es importante entender que los tratamientos para los trastornos de ansiedad no tienen un efecto inmediato. El tratamiento debe adaptarse a las necesidades del paciente y al tipo de trastorno que tiene. No hay duda de que varios tipos de trastornos de ansiedad pueden afectar gravemente la función que desempeña una persona en el trabajo y el entorno familiar y social. Sin embargo, las posibilidades de una recuperación a largo plazo para la mayoría de las personas que buscan ayuda profesional son muy buenas y les ayuda a recuperar el control sobre sus vidas.

Estaremos encantados de atenderle en nuestra Clínica de Psicología en Santiago de Compostela, bajo cita previa.