981 59 14 42 info@nadiapelaez.es

Psicología clínica

En psicología clínica nos ocupamos de la evaluación, comprensión y tratamiento de los problemas psicológicos de la persona  así como de su prevención y salud mental con técnicas psicológicas y psicoterapéuticas que le ayuden a adaptarse a su medio social, familiar y laboral.

En el tratamiento de los distintos problemas, teniendo en cuenta las particularidades de cada caso y cada persona, trabajaremos con distintos recursos terapéuticos, que posibiliten tanto el alivio emocional, como herramientas para resolver sus dificultades y una mejor adaptación a su entorno.

Ansiedad

  •  Siempre estoy preocupado y pienso en lo peor.
  •  Me siento tenso/nervioso, cansado, irritable, no me concentro.
  •  No puedo controlar el malestar. Me cuesta dormir.

La ansiedad es necesaria en nuestra vida porque si careciésemos totalmente de ella no haríamos ningún esfuerzo para alcanzar nuestras metas. Sin embargo, el estado de ansiedad es una reacción emocional con sentimiento de tensión, preocupación y nerviosismo que se manifiestan en sudoración, dilatación pupilar, temblor, aceleración cardíaca, palpitaciones, etc.

El pensamiento de anticipación de peligro es el componente fundamental de la ansiedad aunque no seamos conscientes de ello.
Mediante las técnicas de afrontamiento de la ansiedad, se interviene haciendo cambios en nuestros pensamientos y en nuestros actos para de esta manera sentirnos mejor.

Miedos y Fobias

  •  Es muy peligroso, es horrible, no puedo soportarlo.
  •  Me está dando un ataque al corazón. Me voy a ahogar, me voy a desmayar, me voy a volver loco/a.
  •  Me pondré muy nervioso, lo notarán, haré el ridículo.

Podemos hablar de fobia cuando hay una sensación de miedo intenso ante estímulos más o menos específicos que provocan reacciones de ansiedad y evitación que no están justificadas por el peligro real.

En la fobia específica, el miedo se produce en respuesta a objetos o situaciones específicas.

En la agorafobia, existe un aislamiento o evitación de situaciones públicas que puede cursar o no con ataques de pánico.

La fobia social se da cuando hay un temor excesivo a situaciones sociales en las que uno se expone a personas desconocidas o a la evaluación y juicio de los demás.

Con un programa terapéutico adaptado a cada persona, y aplicando las técnicas necesarias, se trata de conseguir manejar los miedos que suponen un problema en nuestras vidas.

Depresión

  •  Me siento vacío/a, siempre tengo ganas de llorar
  •  Todo me sale mal
  •  Nada me hace ilusión

A menudo utilizamos la palabra depresión con demasiada ligereza y ante cualquier contratiempo o problema decimos que estamos deprimidos para expresar que estamos tristes. La depresión va más allá y es un trastorno emocional serio que provoca cambios  en la forma de sentir,  de pensar y en la de comportarnos.  Los signos principales son sensación de vacío, incapacidad para el placer, desinterés, llantos incontrolados, sentimientos de inutilidad y de culpa, fatiga, incapacidad para concentrarse y en definitiva una visión muy negativa de uno mismo y de la vida que suele provocar pasividad y aislamiento.

Al tener pensamientos negativos, se producen estas sensaciones emocionales dolorosas y como consecuencia una dificultad para realizar cualquier esfuerzo y actividad que podría ser fuente de satisfacción, lo que refuerza el círculo vicioso  que mantiene la depresión.

Es necesario producir cambios en la forma de ver las cosas mediante un programa de tratamiento adaptado a cada caso que ha de estar enfocado a trabajar los pensamientos negativos y el malestar emocional restableciendo la esperanza y la actividad.

Trastorno Obsesivo Compulsivo

  • Verificar repetitivamente e irracionalmente después de realizar ciertas actividades
  • Limpiar excesivamente
  • Preocupaciones excesiva e innecesarias
  • Imágenes indeseadas e inapropiadas de carácter sexual o religioso
  • Preocupaciones excesivas o irracionales sobre el orden o la simetría de los objetos.

Las personas que padecen un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) tienen pensamientos intrusivos y repetitivos no deseados que son incapaces de eliminar o ignorar a pesar del esfuerzo por hacerlo y se sienten obligados a realizar conductas o rituales para reducir la sensación de ansiedad o de evitar un daño.

Trastornos de la Alimentación

Como consecuencia de los intentos de someter a control el peso, si la persona deja de comer aunque tenga apetito y se empeña en seguir adelgazando a pesar de haber perdido mucho peso, puede estar padeciendo anorexia nerviosa, que se caracteriza por una distorsión de la imagen corporal, dificultades a la hora de percibir la sensación de hambre o saciedad y sentimientos de autodesprecio.

También en la bulimia nerviosa la autoevaluación está muy influida por la silueta y el peso. En estos casos, se dan episodios en los que se ingieren de forma voraz y en poco tiempo grandes cantidades de alimento con sensación de pérdida de control. Con el fin de prevenir el aumento de peso se puede provocar el vómito, abusar de los laxantes y hacer ejercicio físico en exceso.

En general, el tratamiento de estos trastornos tendrá como objetivos aumentar la motivación del paciente para que coopere en la restauración de patrones alimentarios sanos, tratar las alteraciones del estado de ánimo, la baja autoestima y la conducta y proporcionar  a la familia el asesoramiento necesario.

Trastorno de personalidad

Una personalidad sería saludable si se tiene la capacidad de funcionar de forma autónoma, de adaptarse al ambiente social, sensación de satisfacción y autosuficiencia y además capacidad de realizarse y de conseguir alcanzar metas.

En un Trastorno de la Personalidad el  malestar  está relacionado con la forma de relacionarse, pensar, sentir, comportarse y afrontar las dificultades. Su inflexibilidad para adaptarse a los cambios y los problemas, su tendencia a intensificar las dificultades creando círculos viciosos de los que no saben salir y su fragilidad ante la presión,  provocan que no sean capaces de afrontar las cuestiones de la vida de una manera autónoma y satisfactoria.

La personalidad de un sujeto tiene muchos aspectos que no en todos los Trastornos de Personalidad ni en todos los casos estarían alterados por igual, de manera que en esta psicoterapia adaptada a la personalidad, sería necesario planificar un tratamiento utilizando una combinación de las distintas técnicas adecuadas.

Estaremos encantados de atenderle en nuestra Clínica de Psicología en Santiago de Compostela, bajo cita previa.